Alphitobius diaperinus – Escarabajo de la cama 2015-06-07T11:14:42+00:00

Alphitobius diaperinus (escarabajo de la cama)

Alphitobius diaperinus, también conocido como escarabajo de la cama, es una plaga globalmente distribuida y que afecta a granjas avícolas y almacenes de grano de todo el mundo.
El escarabajo de la cama es un coleóptero que resulta capaz de introducirse en las paredes y superficies aislantes de las granjas avícolas causando importantes daños estructurales que afectan a la producción avícola. Además, son vectores de virus que afectan a las aves por lo que también pueden generar problemas sanitarios, y ejercen una acción mecánica directa sobre las aves, provocándoles heridas que se pueden convertir en puerta de entrada de agentes patógenos. Esta acción provoca además un proceso de estrés al ave que afecta a la producción.
Esta plaga, debido a las características de la cría de aves, se encuentra presente durante todo el año, presentando picos poblacionales más elevados en los meses de verano.

Taxonomía:
Reino: Animalia
Phyllum: Artópoda
Clase: Insecta
Orden: 
Coleoptera
Familia: Tenebrionidae
Género: Ceratitis
Especie: 
Alphitobius
Nombre común: 
A. diaperinus

Identificación:
Huevo: Es de color blanquecino o marrón, de un tamaño alrededor de 1.5 mm
Larva (oruga): Llega a medir 11mm en su etapa sub-adulta final. Presenta un número de estadios entre seis y once, dependiendo de las condiciones ambientales. Recién salido del huevo presenta un aspecto blanquecino, que va oscureciéndose hasta alcanzar un color marrón. En estadios avanzados se observa un cuerpo estrecho y segmentado
Adulto: De hasta 6mm de longitud y forma oval. Presentan un color negro brillante con élitros de color marrón rojizo, variable entre individuos y edad.

Ciclo biológico:
El ciclo biológico de Alphitobius diaperinus se encuentra favorecido por el ambiente cálido y húmedo de las naves de cría avícola. Las hembras, una vez fertilizadas, son capaces de poner de 3 a 5 huevos al día, pudiendo alcanzar los 2.000 huevos puestos en toda su vida.
Los huevos se depositan en la cama de la nave, principalmente debajo de comederos y bebederos. Igualmente, también pueden ser depositados en las grietas del suelo y paredes. Transcurridos entre 3 y 10 días de período de incubación, a la temperatura de la crianza de las aves, las larvas emergen y empiezan a  alimentarse tanto del material que conforma la cama como de restos de pienso o de residuos orgánicos existentes, como heces y plumas. Los estadios larvarios se van sucediendo, hasta llegar al último, momento en que se introducen en la cama, en tierra o en lugar protegido, para hacerse pupa. La pupa de color blanquecino se transforma en adulto en un periodo de 7 a 14 días, en función de las condiciones ambientales reinantes (temperatura y humedad relativa). El ciclo biológico suele tener una duración promedio de 42 días, igualmente dependiente de las condiciones ambientales.

Especies a las que afecta:
Granjas avícolas de todo el mundo

Síntomas y daños:
Alphitobius diaperinus ocasiona importantes daños a la industria avícola. Este insecto es capaz de dañar las instalaciones donde se realiza la cría de aves, tanto de los materiales aislantes como las estructuras de dichas naves. Esto se traduce en pérdidas energéticas que pueden llegar a ser de gran importancia económica.
Los adultos pueden ocasionar daños directos a las aves, puesto que son capaces de morderlas y generales un estrés que se traduce en un crecimiento deficiente de las aves.
Además, tanto los adultos como larvas de Alphitobius diaperinus suponen una fuente alternativa de alimento a las aves. La alimentación por su parte de estos insectos puede ocasionar un riesgo para la salud, ya que estos insectos pueden ser portadores de virus y enfermedades, que pueden transmitir a las aves.

METODOS DE CONTROL

Trampeo:
Como monitoreo, muestra la densidad de plaga que hay en una nave. Necesario para localizar la plaga y determinar la densidad de población. Como trampeo masivo se basa en la colocación de un número concreto de trampas por superficie. 15 trampas / 500 metros cuadrados. De esta manera se reduce de manera considerable la población y el empleo de tratamientos químicos en el periodo de desinfección puede igualmente reducirse.