Lepidópteros 2017-10-16T21:21:57+00:00

Insectos LEPISAN® – Lepidópteros

LEPISAN® es una trampa indicada para la captura de los siguientes insectos lepidópteros:

Las rosquillas, también llamadas gardamas, son insectos del género Spodoptera y causan daños en cultivos hortícolas durante su fase larvaria al excavar galerías en hojas que debilitan las plantas. En ocasiones provocan también roeduras a frutos y sus excrementos favorecen la proliferación de hongos causantes de podredumbre. En los últimos años están siendo plagas de importancia debido a la limitada eficacia de las aplicaciones químicas contra estos insectos minadores.

Spodoptera exigua:
La rosquilla verde Spodoptera exigua es un insecto migratorio que afecta principalmente al cultivo del pimiento y del tomate, la sandía y el melón. Durante su desarrollo pasa por las fases de huevo, larva y crisálida hasta llegar a adulto.
Las larvas causantes de los daños son de color verde, con líneas longitudinales de un tono más claro y dos puntos negros a los lados de la parte anterior del cuerpo. Son muy voraces, consumiendo todos los órganos verdes de la planta. Las larvas de primeros estadios consumen el parénquima del envés respetando el haz, mientras que las mayores comen toda la hoja y se alimentan también de frutos a los que provocan la caída. Cuando las larvas acaban su desarrollo se dirigen hacia el suelo para pupar.
El adulto es una polilla de tonos grisáceos que aparece en primavera. Las hembras realizan la puesta de forma agrupada, en masas de unos 300 huevos, el envés de las hojas y las protegen con escamas de su abdomen
Últimamente ha cobrado relevancia en regiones cálidas ya que se mantiene activa durante todo el año (se producen 3 generaciones).
spodoptera_exiguaspodoptera_exigua_2spodoptera_exigua_3

Spodoptera littoralis:
Spodoptera littoralis o rosquilla negra es uno de los insectos más destructivos para la agricultura en zonas tropicales y subtropicales. Puede atacar a numerosos cultivos de importancia a lo largo del año. En algodón esta plaga causa daños considerables al alimentarse de las hojas, botones florales y vainas. En Europa prácticamente no hubo daños de Spodoptera hasta 1937. En 1949 se produjo una explosión poblacional en el sureste de España, siendo los principales cultivos afectados la alfalfa y la patata. En la actualidad, este noctuído es de gran importancia económica en Chipre, Israel, Malta, Marruecos y España (pero no en el norte, por ejemplo en Cataluña). En Italia tiene también importancia sobre cultivos de vegetales y ornamentales.
spodoptera_littoralisspodoptera_littoralis_2

Lobesia botrana:
Lobesia botrana o polilla del racimo es una de las plagas que más afectan a la vid en España. Presenta tres generaciones, la primera se alimenta de las flores y sus daños no son muy importantes, las otras dos generaciones son las más perjudiciales puesto que se alimenta de los frutos provocando la podredumbre de estos debido a contaminación fúngica y bacteriana.
Lobesia_botranaLobesia_botrana_2

Chilo suppressalis:
Chilo supressalis o barrenador del arroz es una de las plagas más perjudiciales del cultivo de los arrozales. Se trata de un lepidóptero de hábitos crepusculares, cuyas larvas perforan las cañas para alimentarse de los tejidos internos de la planta de arroz. Esto provoca un debilitamiento importante de las plantas afectadas, de tal manera que las espigas son significativamente menos productivas que las de las plantas sanas.
Esta plaga desarrolla hasta 3 generaciones a lo largo del año. Entre finales de abril y medianos de junio, coincidiendo con la siembra y los estadios iniciales de desarrollo vegetativo de las plantas de arroz, aparecen los primeros adultos de la temporada (1r vuelo), los cuales provienen de larvas que, mayoritariamente, habrán estado hibernando en el interior de cañas de plantas de carrizo (Phragmites sp.). Estos adultos dan lugar a la 1a generación de larvas.
Durante el mes de julio y hasta principios de agosto se detecta un segundo vuelo de adultos, origen de las larvas de 2a generación. Buena parte de estas larvas se desarrollan de manera paralela a la floración y espigado del arroz y, a partir de finales de agosto, dan lugar a un tercer vuelo de adultos.
Chilo_suppressalis_1Chilo_suppressalis_2

Helicoverpa armigera:
Helicoverpa armigera, Heliothis u oruga del tomate es un lepidóptero polífago que afecta a cultivos como el tomate, el pimiento, el algodón, el maíz, la alfalfa y la soja y en menor medida el tabaco, el sorgo, las leguminosas y el girasol.
Se trata de una especie migratoria facultativa. Hay poblaciones que vienen del norte de África con el primer máximo de vuelo Abril-Mayo adultos emigrantes (machos y hembras) se establecen en Andalucía, más al norte tardan más en llegar. Llegan hasta el sur de Francia, empiezan a tener descendencia y hacen una generación hasta Junio-Julio.
Otras son sedentarias, están en nuestra zona, pasan el invierno y parte de la primavera en forma de pupa en diapausa en el suelo, emergen aproximadamente por Junio-Julio y coinciden con los descendientes de las especies migratorias.
Posteriormente, toda esa población tiene una siguiente generación, este máximo corresponde a Septimbre-Octubre.
Los daños son severos si los cultivos están en floración o fructificación en Abril-Mayo, Junio-Julio, Septiembre-Octubre.
En esta especie plaga, su incidencia y los daños producidos están influidos por el momento de siembre del cultivo. Las larvas de tercer estado o de más edad son las que causan unos mayores niveles de daños en cultivo de tomate.
Helicoverpa_armigera_1Helicoverpa_armigera_2

Euzophera pingüis:
Euzophera pingüis o agusanado del olivo, es un lepidóptero cuyas larvas (orugas) se alimentan de la madera por lo que son conocidas como taladros. Realiza galerías circulares en ramas e incluso tronco de árboles jóvenes, pudiendo “cintarlos”.
Las larvas que han pasado el invierno dentro de la madera, pupan y salen de forma escalonada. Algunas de ellas ya han evolucionado a mariposas que depositan los huevos en las heridas de tronco y ramas. Heridas que se produjeron con la poda, pedrisco, heladas, tutores con corrugado etc., especialmente allí donde hay una retención de savia. Puede ser un parásito muy perjudicial, sobre todo en plantaciones jóvenes.
Euzophera_pinguis_1Euzophera_pinguis_2